La Caja de Pandora (1929)

Realmente Magnífica

Drama dirigido en 1929 por Georg Wilhelm Pabst basada libremente en un par de obras de Frank Wedekind. Sin duda, una de las grandes películas del cine mudo alemán. En los años 50 fue rescatada del olvido, aunque hoy en día es casi una desconocida frente a otras obras del cine mudo alemán como Metrópolis o El Ángel Azul.

La película tiene como protagonista a Lulú, una chica muy liberal y desinhibida, cuya poderosa belleza tiene una influencia clara en los hombres. Una femme fatale se podría pensar, pero para el monstruo no lo es. Y no lo es porque la película, de forma muy inteligente, sugiere que Lulú no usa sus armas conscientemente ni de forma malvada, aunque tampoco presenta a Lulú como una ingenua. Esa ambigüedad es uno de los puntos fuertes de la película. Otro punto fuerte es el misterio que envuelve a los personajes de la película, todos con un toque negativo y de maldad, y con una historia a sus espaldas que sólo podemos entrever. Y un tercer punto fuerte son las magníficas elipsis entre los distintos actos de la película, un dominio del lenguaje cinematográfico maravilloso.

Lulú y el Dr.Schön

Pronto Lulú va sembrando la desgracia de los hombres que la rodean (y de alguna mujer, una muy sútil referencia al lesbianismo, quizá la primera del cine) alimentando de este modo la suya propia. La película se va ennegreciendo poco a poco en una espiral de celos, pasión, juego y dinero, hasta llegar a la sordidez y el abandono más absolutos.

El monstruo quiere destacar a la actriz Louise Brooks, que hace una interpretación de Lulú magistral. Muy por encima del resto de los actores de la película. Louise Brooks también fue rescatada en los años 50 como icono del cine mudo. En la vida real se podría decir que Louise Brooks fue una mujer muy adelantada a su tiempo. Una mujer muy, muy culta que lucía un corte de pelo que causó sensación y con un carácter fuerte que volvió locos a algunos directores.

En definitiva una película poco conocida, de un director poco conocido (a la sombra de Murnau o Lang), con una actriz poco conocida (a la sombra de Garbo o Dietrich) pero que merece ser reivindicada a gritos: la película, el director y la actriz. Cine con mayúsculas, mudo, sí, pero de una modernidad asombrosa. Una auténtica joya por descubrir para el gran público.

Anuncios

~ por Conde Orlok en 21 mayo 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: